perro-chupa-nino

¿Por qué nos lamen los perros?

El lamido es un patrón que aparece en los cachorros neonatos, como conducta instintiva para encontrar el pezón y alimentarse. Después los cachorros lamen la boca de la madre para estimular su regurgitación y alimentarse con comida semisólida.

El lamido que aparece tras el nacimiento de forma instintiva, en los adultos se mantiene como señal afiliativa. El comportamiento afiliativo son todas las conductas que realizan los individuos de un grupo para cohesionarse y permanecer unidos, de modo que tengan mayores garantías de sobrevivir. Algunos ejemplos de conducta afiliativa son el acicalamiento, el juego que permite el desarrollo de habilidades para la caza, la defensa del territorio, el cuidado de los cachorros y cualquier otro patrón de conducta que sirvan para reforzar los vínculos dentro del grupo y por tanto asegurar la supervivencia del mismo.

lamido-perros

El lamido como señal afiliativa se expresa en situaciones como; el acicalamiento, el comportamiento maternal y el cortejo sexual.

Además y no menos importante el lamido también es una señal de apaciguamiento. Los perros pueden lamer a otro perro o lamerse su nariz como gesto de apaciguamiento.

Y para complicarlo aún más el lamido puede ser un signo de estrés, el límite entre apaciguamiento-estrés es difícil de reconocer para quienes no son profesionales del comportamiento canino.

Los perros tienen un lenguaje de comunicación muy rico, no hablan pero un simple gesto como el lamido puede significar muchas cosas. ¿Qué nos quieren comunicar nuestros perros, por qué nos lamen?

lengua-perro

Porqué somos parte de su grupo social y es una conducta afiliativa hacia nosotros;

· Nos lamen para pedir una interacción con nosotros. Es curioso pero les encanta lamer nuestra cara, recordando el vestigio de la conducta de lamido de la cara de la madre.

· Nos lamen como signo de afecto, acicalar a otro es una forma de cuidarlo. Si tienes más de un perro has podido comprobar cómo se lamen entre ellos en señal de acicalamiento.

·  Otra circunstancia en la que pueden mostrar lamido hacia nosotros es tras un conflicto negativo o corrección, en este caso lo hacen como gesto de apaciguamiento para reducir nuestro enfado.

· Algunos perros manifiestan esta conducta de forma excesiva y repetitiva hacia sus propietarios, otros animales, ellos mismos o incluso objetos. En estos casos, el lamido puede ser un signo clínico de algunos problemas de conducta y requiere la evaluación de un profesional del comportamiento canino.